Innovación, prestigio y elevar el caché profesional, son los aspectos más valorados entre quienes se plantean un cambio de empleo en el sector de la moda. Un año más, la revista The Business of Fashion (BoF) ha publicado su lista con las mejores empresas en las que trabajar en moda. De entre las 16 con mejor puntuación, aparecen dos españolas: Zara y Loewe

De Zara, sus empleados alaban en el informe sus salarios competitivos y un buen paquete de beneficios. “El aprendizaje continuo, un entorno altamente innovador a nivel tecnológico, la posibilidad de trabajar a nivel mundial, el orgullo de pertenecer a una marca con prestigio y un puesto que pueda servir de lanzadera o eleve el caché son algunos de los aspectos más valorados por aquellos que se plantean un cambio de empleo en el sector".

En Zara se aprende y mucho, todos los que han pasado por allí coinciden en ello; pero también planea sobre sus empleados el estrés y la competitividad, aspectos que provocan una alta rotación de personal. Algunos trabajadores del gigante, tras unos años de dura dedicación, deciden utilizar las herramientas adquiridas para lanzarse a crear un proyecto propio. Son los “hijos de Inditex”, que curtidos en esta empresa de alta demanda afrontan la creación de una firma propia desde una perspectiva mucho más realista.

El aprendizaje de la vida: la competencia, el trabajar de día y de noche. Da todas las herramientas para emprender, tanto a nivel personal como a nivel profesional. Te da armas para muchos proyectos, te enseña cómo hacerte fuerte en un mundo donde no hay sitio para el que va más lento o el que no es tan ambicioso”.

Artículo publicado por EL PAIS el 15 de Mayo de 2017