Según ha asegurado la consejera de Educación, Sonia Gaya, el proyecto de Ley de Formación Profesional de Andalucía tiene como objetivos incrementar la empleabilidad de la población andaluza y elevar la cualificación profesional de los trabajadores, así como adecuar la oferta formativa a las necesidades reales del mercado laboral y a las expectativas del alumnado. A su vez, Andalucía contará con un servicio de información y orientación profesional integrado, en el que los profesionales de la educación y los servicios de empleo indicarán a la ciudadanía el camino más eficiente para iniciar o continuar su itinerario formativo de una forma personalizada.

Este proyecto de Ley también potencia la Formación Profesional Dual, con actuaciones tanto en el plano educativo como en el del empleo, lo cual es fundamental para alcanzar un buen nivel de empleabilidad de los jóvenes en Andalucía, garantizando también la igualdad de oportunidades y la accesibilidad para personas con discapacidad.