La OMS (Organización Mundial de la Salud) define “salud” como el estado de bienestar físico, mental y social completo de la persona. Cuando una actividad laboral influye negativamente sobre la salud rompiendo ese triple equilibrio, se considera un factor de riesgo laboral.

El día 28 de abril se va a celebrar el Día de la seguridad y salud en el trabajo a nivel mundial. Con este día lo que se pretende es aumentar la conciencia en la sociedad sobre la importancia de trabajar en un entorno seguro, lo cual hará que el número de accidentes disminuya, y mejorará la salud de los trabajadores.

En definitiva, el objetivo principal que persigue la celebración de este día es la de promover la conciencia y cultura preventiva en las empresas, intentando evitar en la medida de lo posible los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

En esta labor de concienciación y sensibilización en materia de prevención de riesgos laborales debe participar toda la empresa, desde el empresario hasta los trabajadores, ya que la seguridad y salud en el trabajo es cosa de todos.

Además, en este año 2019 la OIT (Organización Internacional del Trabajo) cumple 100 años. Por este motivo va a publicar un informe donde se hará balance del trabajo realizado durante ese tiempo para mejorar la seguridad y salud en el ámbito laboral, pero mirando a su vez al futuro al promover entornos de trabajo seguros y saludables.

Esperemos que con todo este conjunto de medidas nadie en el mundo vea perjudicada más su salud por el simple y necesario hecho de trabajar.