El 15 de Mayo se celebra el día mundial de la familia, en la España del siglo XXI  la realidad de la familia es un ejercicio complicado, como consecuencia del proceso de transformación a que se ve sometida la propia institución desde las últimas décadas.

La familia es la institución más importante de la sociedad, es la plataforma de la seguridad y protección de sus miembros, son base para los valores éticos y morales que nos acompañaran a lo largo de nuestra vida. Es por ello la necesidad de aceptación por parte de la sociedad de los cambios que se van produciendo en lo que viene siendo la familia. En la actualidad por motivos económicos, culturales y étnicos existen bastante diversidad en lo que es la  institución familiar es por ello que queremos darle visibilidad y normalidad. A  continuación detallamos las diferentes formas de familias:

  • Nuclear (Biparental): Es la formada por padre, madre y sus hijos/as.
  • Monoparental: Consiste en que solo uno de los padres se hace cargo de la unidad familiar, y, por tanto, en criar a los hijos/as.
  • Adoptiva: Hace referencia a los padres que adoptan a un niño/a.
  • De Acogida: Una pareja o un adulto en solitario decide acoger en su casa a uno o más niños/as hasta que encuentren un hogar permanente.
  • Sin hijos: Se caracterizan por no tener descendientes.
  • De padres separados: Los progenitores están separados y conviven con alguno de los hijos/as
  • Compuesta: Se caracteriza por estar compuesta de varias familias nucleares. La causa más común es que se han formado otras familias tras la ruptura de pareja, y el hijo además de vivir con su madre y su pareja, también tiene la familia de su padre y su pareja, pudiendo llegar a tener hermanastros.
  • Homoparental: Se caracteriza por tener a dos padres o madres , teniendo la posibilidad de adoptar u otras posibilidades.
  • Extensas: Se caracteriza porque la crianza de los hijos/as está a cargo de distintos familiares o viven varios miembros de la familia (padres, primos, abuelos, etc.) en la misma casa. 

Ya que no existen ni tipos de familia mejores ni peores, sino familias que surgen por la evolución de la sociedad y de la vida misma.

¡Esforcémonos en respetar y aceptar nuestra diversidad familiar actual!